Modelo dialógico de prevención y resolución de conflictos

¿Qué es y por qué lo aplicamos?

Desde el curso 2013-2014 estamos implementando en nuestra Comunidad de Aprendizaje el modelo dialógico de prevención y resolución de conflictos como herramienta de mejora de la convivencia escolar, actuación educativa de éxito enmarcada en la investigación INCLUD-ED.

Nuestro centro se ubica en Cabanyal-Malvarrosa, zona de Valencia con altos niveles de conflictividad, que se refleja en las formas de comunicación y convivencia entre los miembros de la comunidad educativa. Para dar respuesta a esta situación, en el año 2010 el centro inicia su proceso de transformación en Comunidad de Aprendizaje, integrando de forma activa a la familia y alumnado desde la fase de diseño del proyecto. El objetivo es mejorar la convivencia en el centro, reducir el número de conflictos, fomentar la participación de las familias en el centro, mejorar el rendimiento escolar y reducir el absentismo a través de este modelo dialógico: comisiones mixtas de convivencia, creación de un plan de convivencia participativo, asambleas, entre otras actuaciones. La formación periódica para la gestión de conflictos es otro pilar de la iniciativa y se fomenta la participación de las familias a otras actividades de formación como la alfabetización o la formación en hábitos saludables, entre otros.

El alumnado participa en todos los mecanismos creados para la toma de decisiones: la asamblea general, la comisión de convivencia, las asambleas de delegados, las tertulias dialógicas, la organización de los juegos de patio y en cualquier espacio que pueda afectar a la comunidad.

En la siguiente presentación tenéis más información sobre este modelo.

La primera norma de convivencia que decidió nuestra comunidad educativa fue Me gusta que me trates bien.

El curso 2020-21 decidimos una segunda norma de convivencia, Cuenta conmigo, con respeto y tranquilidad nos podemos ayudar.

 

 

En esta presentación podéis ver el proceso que seguimos para decidir esta norma.

Reconocimiento

En la séptima edición de los Grandes Iniciativas Fundación ATRESMEDIA y Fundación «La Caixa», el El Premio Universidad Internacional de Valencia de convivencia en el aula, ha recaído en el Colegio Santiago Apóstol de Valencia por un proyecto educativo desarrollado en un entorno socioeconómico complejo y que supone una innovación pedagógica sobre el modelo de Comunidades de Aprendizaje, implicando a los distintos actores del barrio y a las familias en la toma de decisiones. El jurado lo reconoce como un proyecto de amplia trayectoria e impacto, involucrando a 200 alumnos, 23 profesores y 100 familias.

En esta edición ha destacado el carácter inclusivo y el gran alcance de los proyectos galardonados.

Aquí tenéis el vídeo del premio.

Prensa

AVAN

Entrevista Onda Cero, «La Mirilla»1.03′.00

ATRESMEDIA

ATRESMEDIA

PARAULA

COPE

ElEconomista.es

Entrevista el Programa de Jelo, Onda Cero 

Curso 2018-2019: ¿cómo acordamos nuestra segunda norma?

El 11 de diciembre de 2019 constituimos nuestro nuevo Consejo Escolar. En la primera reunión comentamos las conclusiones de la última asamblea general de nuestra Comunidad de Aprendizaje. 

Acordamos que desde el Consejo Escolar vamos a ayudar a los niños y niñas que más partes disciplinarios tienen y también a sus familias. Hablamos sobre cómo poner en marcha el nuevo modelo dialógico de convivencia.

Hace 5 cursos nos dimos cuenta que el problema más grave en nuestro colegio era la violencia física y verbal. El  cumplimiento de la norma “Me gusta que me trates bien” nos ha ayudado mucho a mejorar la convivencia del centro pero queremos mejorar mucho más ya que aunque la violencia ha disminuido todavía existe, menos que hace cinco años, pero estamos convencidos de que vamos a conseguir eliminar la violencia de nuestro cole.

Para conseguir un cole sin violencia, nos vamos a apoyar en el evangelio y en las últimas investigaciones científicas. Si lo conseguimos cumpliremos sueños como este: Mi sueño sería que nuestra norma se cumpla, porque no quiero que que hayan peleas y quiero un cole sin violencia, porque me gusta que me trates bien.

Curso 2018-2019: decálogo de convivencia.

Nuestro centro educativo ha participado en la elaboración de un decálogo de convivencia junto con todas las entidades del barrio y con la coordinación de la Regidoria d’Igualtat i Polítiques Inclusives del EXCMO. Ajuntament de València. Trabajar en este proyecto con el alumnado y las familias ha sido uno de los objetivos de este curso, ya que estamos convencidos de que la escuela puede producir transformación en el entorno y mejorar la convivencia del centro educativo y del barrio.

Decálogo en Valencià.

Decálogo en Castellano.

Decálogo en Rumano.

Decálogo en los tres idiomas

Curso 2017-2018: formación y más diálogo.

Desde que nuestra escuela decidió transformarse en Comunidad de Aprendizaje, hemos puesto en marcha todas las actuaciones educativas de éxito. El Modelo dialógico de prevención de conflictos  fue la última en llegar pero fue la que le dio sentido a todas las demás. La comisión de convivencia guió todo el proceso durante dos cursos completos en los que cumplimos sueños, nos formamos y decidimos iniciar el proceso para consensuar una norma. Todo este trabajo culminó al final del curso 2013-2014 con el consenso de nuestra norma de convivencia: Me gusta que me trates bien.

Tras acordar la norma, hay dos pasos que dar y que tratar de mantener curso tras curso. Son la formación y el seguimiento.

Respecto a la formación, este curso pudimos disfrutar de la sesión Orientaciones para la superación de la Violencia de Género y la mejora de la convivencia, basadas en evidencias científicas internacionales. Una visión desde el aula”a cargo de Raquel Aguilar del equipo de formadores de Modelo dialógico de la Comunidad Valenciana.

En cuanto al seguimiento, desde la comisión de convivencia hemos podido realizar una importante tarea de evaluación del modelo aplicado hasta ahora.

Desde la comisión de convivencia hemos recogido el sentir de los miembros de la comunidad respecto a si sienten que ha mejorado la convivencia, en qué cosas creen que ha mejorado y aquellas en las que podría mejorar más. A continuación os presentamos los resultados recogidos, así como verbalizaciones de diferentes personas recogidas por la comisión.

Además del trabajo de seguimiento de la norma de convivencia, hemos continuado con el diálogo en torno al plan de convivencia. Gracias a este consenso, los argumentos propuestos por la comunidad nos ayudan a tratar los conflictos con el objetivo de prevenir los futuros. Este curso se ha comenzado una nueva columna donde reflejar las conductas alternativas a la falta que se acuerden en los diferentes espacios de diálogo. Aquí tenéis el documento donde hemos reflejado las faltas a la norma de convivencia consensuadas por la comunidad.

Por último, consideramos muy importante y fundamental el trabajo que se hace por parte de nuestro alumnado desde la asamblea de representantes de aula, ya que se ha continuado dialogando sobre todas aquellas cosas que plantean las aulas en sus asambleas y llegado a acuerdos que siguen sumando cambios en el día a día del centro.

Curso 2016-2017: el Club de los valientes.

El Club de Valientes en la Comunidad de Aprendizaje del colegio Santiago Apóstol

Ser valiente es…

  • Dialogar
  • Tratarse siempre bien
  • Respetar
  • Pasar de las personas que me molestan
  • Apoyar a todas las personas
  • Ser solidario con mi clase
  • Ser ejemplo para la clase
  • Respetar el no
  • Romper el silencio y decir la verdad

¿Qué es el Club de los valientes?

Para conocer de primera mano la puesta en marcha esta actuación nos basamos en la experiencia en la CdA Sansomendi que comenzó a implantarla en el curso 2014-15. Esta propuesta forma parte de determinadas experiencias clave para la prevención de la violencia, y se trabaja sobre los conflictos acontecidos en el aula, reforzando y reconociendo a los valientes, a los que pasan de los agresores. Al agresor se le habla para mostrarle el descontento. El grupo-clase después le muestra el desagrado. Se trata de dar protagonismo y protección a la víctima. Con estas experiencias encontramos que ha disminuido la frecuencia y la gravedad de las agresiones. El Club de los valientes busca la reflexión conjunta sobre cómo se aísla a los agresores. Se pretende crear una escuela sin violencia y para ello se fomenta el diálogo.

El objetivo principal de estas experiencias puestas en marcha en algunas Comunidades de Aprendizaje es conseguir la violencia 0 desde los 0 años.  “Lo que las evidencias científicas muestran es que hay que crear contextos libres de violencia y eso significa que en la escuela nadie puede pegar a nadie o que cuando alguien pega va a ser rechazado por el resto de compañeros y compañeras. Generar un contexto en el que quien hace esas cosas no es quien se visibiliza como más atractivo, sino que hay que fomentar, visibilizar y dar seguridad a aquellos niños y niñas que generan actitudes de respeto, de no agresión ni de violencia. Las evidencias científicas también indican que, cuando dos niños se pegan en la escuela, hay que salir siempre en ayuda de quien está siendo agredido, que no hay que desconfiar de la víctima ni quedarse mirando.” (Puigvert)

Es fundamental acompañar estas medidas de una formación, tanto del profesorado como con familias sobre la socialización preventiva, principalmente a través de espacios de diálogo: reuniones, tertulias, asambleas, etc.

Base teórica

Violencia 0 desde los 0 años. Lenguaje de la ética y lenguaje del deseo

En un contexto donde existe una socialización mayoritaria que promueve la atracción hacia la violencia si las interacciones se basan sólo en el lenguaje de la ética, el atractivo de los chicos violentos aumenta en detrimento del de los chicos igualitarios (Flecha & Puigvert, 2010). Por otro lado, se ha demostrado como ridiculizando actitudes violentas y dotando de atractivo aspectos como la solidaridad, la empatía, la seguridad y la amabilidad se provee de atractivo a aquellos chicos que representan estos valores, devaluando el atractivo de aquellos chicos que no lo hacen (Rodríguez, Ríos, Racionero & Macías, 2014).

Cuando alguien trata mal, esa actitud tiene que ser aislada y rechazada para socializar en el rechazo hacia quien agrede y para que quién cometió la agresión no vuelva a ­ repetirla. Tratar bien a quien trata bien, desear a quien trata bien, pasa también por socializar desde la primera infancia en a quién se elige para jugar, quién se considera divertido y quién aburrido. Evidentemente el papel del profesorado es esencial: reflexionar sobre si se ignora a quien se porta bien porque su comportamiento impecable lo hace pasar desapercibido o si, en cambio, son las personas valoradas en clase. No valoradas únicamente desde el lenguaje de la ética «qué bueno eres» y sí desde el lenguaje del deseo, por ejemplo por su «valentía».

Crear un ambiente de solidaridad en el que todas las personas se posicionen siempre a favor de la víctima y en contra de quién agrede. Un ambiente en el que no son únicamente niños y niñas individuales capaces de rechazar a quienes les tratan mal, sino que las y los compañeros les ayudan y defienden cuando son agredidos. Un ambiente en el que cuando un niño o niña valiente le dice a un profesor o profesora que ha habido una agresión; este profesor o profesora responde con una acción contundente contra la violencia y no trivializando el hecho o diciendo «son cosas de niñas»

Extraido de: Idealove&Nam. Socialización preventiva de la violencia de género. Puedes leer el texto íntegro aquí.

Claves para la puesta en marcha del club de Valientes en las aulas:

  • Partimos en todo momento de la norma de convivencia acordada por toda la comunidad: Me gusta que me trates bien, ¡gracias!
  • Se tienen en cuenta los acuerdos de asambleas de aula y de representantes de aula: Si no cumples nuestra norma de convivencia (Me gusta que trates bien, gracias), paso de tí.
  • Este objetivo ha sido aprobado por la asamblea de familiares a finales del curso 2014-2015: Nadie quiere violencia en nuestro cole.
  • Para acompañar a este proceso en las aulas tenemos en cuenta las actuaciones basadas en evidencias científicas para prevenir  la violencia y para trabajar en el aula, que nuestro centro ha recogido en el documento:  10 ideas para tratarnos bien.

Curso 2015-2016: premios de convivencia.

Durante este curso seguimos realizando un seguimiento a la norma desde diferentes ámbitos: comisión mixta de convivencia, asamblea de profesorado, asamblea de familiares, asamblea de representantes de aula y asamblea de educador@s de comedor. Uno de los objetivos propuestos por la comisión mixta de convivencia para este curso es seguir premiando las buenas acciones del alumnado, de manera que tengan un reconocimiento social cada vez mayor y dotar de atractivo social a las personas que tratan bien.

Por todo ello, se han organizado unos premioa de convivencia cada dos meses, y, a petición expresa de los familiares, en la entrada del colegio están las fotos de las últimas personas premiadas. El objetivo es dar ejemplo dentro de la comunidad, y que cada vez seamos más las personas que nos tratamos bien. Queremos un centro educativo donde cualquier persona ya sea alumn@, profesorado, educador, voluntari@, personal de prácticas o familiar pueda ser gestor de la convivencia, y ayudar a los demás a tratarnos bien, poder denunciar situaciones injustas. Decir la verdad es de valientes y cada vez tiene más atractivo social dentro de nuestra Comunidad de Aprendizaje.

Si quieres ver las consecuencias del incumplimiento de la norma (y su por qué) que hemos decidido entre toda la comunidad educativa de forma participativa, pincha aquí. Si quieres ver un vídeo sobre la norma, pincha aquí.

Curso 2014-2015: nuestra primera norma.

Me gusta que me trates bien. ¡Gracias!

Este curso retomamos el proceso de puesta en marcha del modelo dialógico de prevención de conflictos. Nos reunimos en asamblea general más de setenta personas: alumnado, familias, docentes, monitores de comedor, personal de prácticas y de voluntariado. Aquí tenéis el acta. L@s delegad@s de las clases nos trasmitieron las ideas de los alumnos para reaccionar ante quienes no cumplen nuestra norma «me gusta que me trates bien».

Ideas como paso de tí, me voy y no me meto en líos, recordar constantemente la norma diciéndola y teniéndola visible a nuestro alrededor fueron aprobadas en una votación con casi todas las manos alzadas a favor y ninguna en contra.

la foto

unnamed (1)

2f24870b6d4e138789e024fce20bf333 5bcc5351855e6799af0f402b61bca718 d79fad9d80162040e4e0f0c8074d7c50

Desde la comisión mixta de convivencia nos hemos propuesto el objetivo de lanzar a todas las asambleas de aula del centro educativo las siguientes 10 claves como elementos esenciales a trabajar entre toda la comunidad educativa. Es un largo camino, pero que nuestro alumnado de primero de Educación Primaria ya ha iniciado con grandes logros.

  1. Crear espacios de diálogo donde se hable de este tema desde esta perspectiva transformadora y de prevención.
  • Talleres con familias.
  • Tertulias dialógicas pedagógicas.
  • Video-fórums.

2. Romper la ley del silencio. Dotar de atractivo a quien cuenta las cosas. Es de valientes, no de chivatos.

3. No trivializar cuando el alumnado te pide ayuda.

4. Educar en el sentimiento de amistad (excluye violencia).

Quien me quiere me trata bien.

5. Pasar del lenguaje de la ética al lenguaje del deseo (dotar de atractivo lo no violento y vaciar de atractivo lo violento).

Qué divertido es jugar con las personas que me tratan bien, son mis amigos y amigas.

Qué aburrido es jugar con los que me molestan, pegan e insultan.

6. Solidaridad. Apoyar socialmente a la víctima (toda la comunidad).

Don Quijote tiene escudo para protegerse. Para nosotros nuestro escudo son nuestros amigos.

7. Educar  y respetar el no es no.

Cuando digo NO me tienes que respetar. No es no.

8. Trabajar la capacidad de elección basada en argumentos de validez.

La amistad no la dejamos al azar, a la suerte, elegimos a nuestros amigos y amigas con un criterio: que sean divertidos, nos traten con respeto, nos ayuden, nos defiendan delante de los demás…

9. Consensuar pautas para frenar a los matones basadas en la guía de Yale: Cómo entender a tu hijo.

10. Consensuar con la comunidad que la escuela ha de ser un espacio seguro. Crear un clima escolar en contra de la violencia.

La comisión de convivencia pasa por todas las aulas haciendo reconocibles y comprensibles para nuestro alumnado las actuaciones basadas en evidencias para mejorar la convivencia y prevenir la violencia. Se han de utilizar frases sencillas y directas para el aula y charlar un rato con nuestro alumnado, así como recordar, con la siguiente lámina, como fue el proceso de obtener la norma por parte de toda la Comunidad de Aprendizaje, sobre todo para el alumnado más pequeño y el de nueva incorporación.

Modelo Dialógico (2)

Desde la comisión mixta de convivencia, la última semana del curso 2014-2015 se promovieron dos actos con un gran componente emocional y desde la idea clara de erradicar la violencia desde la escuela entre familiares, educador@s, profesorado, voluntarido y profesorado. Se organizó un acto de convivencia donde el alumnado premió a los compañeros y compañeras que mejor han cumplido o han ayudado a cumplir la norma del cole Me gusta que me trates bien. Con testimonios, como nos hemos comportado regular pero hemos comprendido que hablando se solucionan los problemas, hemos aprendido de los errores (1º ESO), o desde que nos recordamos la norma unos a otros, funcionamos mejor (5º de Primaria).

acto convivencia

El último día de curso se organizó una asamblea de familiares donde se acordó que nadie quiere violencia en el colegio, y se tomaron varios acuerdos, como fomentar la participación de las familias en la comisión de convivencia, el diálogo entre docentes y familiares para acordar una actuación conjunta en casa y en el colegio, premiar al alumnado que se porta bien, no castigar de forma general a grupos enteros de alumnos o plantear alternativas a las expulsiones del centro.

Curso 2013-2014: empezamos a pensar en nuestra primera norma de convivencia

En la comisión mixta de convivencia se decidió pasar un cuestionario a todos los miembros de la comunidad: familiares, profesorado, personal no docente, personal de prácticas, voluntariado, alumnado y familiares para averiguar cuáles son los problemas fundamentales del colegio.

En estas fotos podéis ver cómo rellenamos los cuestionarios.

image_3 image_5la foto 4la foto 1la foto 2

Los ejes vertebradores de nuestro proyecto son el éxito escolar y la buena convivencia. En estos dos ejes estamos centrando desde hace años todos los esfuerzos de la comunidad educativa, con el sueño de que nuestro alumnado después de la Educación Primaria acabe la Secundaria y siga formándose para acceder con garantías al mundo laboral.

En este curso iniciamos en el colegio el modelo dialógico de prevención y resolución de conflictos, y en este proceso se recoge la opinión de todos los miembros de la comunidad, ya que todas las personas tienen aportaciones que hacer en la transformación del conflicto.

El consenso de una norma se concreta en 7 pasos a través de los cuales se asegura el diálogo y participación de toda la comunidad.

1. Una comisión mixta de profesorado, familiares y alumnado (como mínimo) y otros agentes de la comunidad debate la propuesta, y la prepara para presentarla al conjunto de la comunidad.

2. Se expone, debate y decide la propuesta en el claustro y en una asamblea general de la comunidad. Aquí mostramos los resultados de todas las encuestas y el hilo conductor de dicha asamblea general. Tras esta asamblea general, desde nuestra Comunidad de Aprendizaje decidimos incorporar un lema para el cole, En casa y en el cole todas las personas nos hablamos con respeto, nos tratamos bien y con un vocabulario correcto.

3. Miembros de la comisión mixta explican esta decisión clase por clase con el profesor o profesora como una o un oyente más. Los delegados o delegadas recogen el resultado del debate e incluyen los aspectos a modificar de la norma y los mecanismos para que toda persona de la comunidad asegure que no se quebrante.

4. Las delegadas y delegados del alumnado debaten la concreción de la norma y su aplicación con presencia de miembros de la comisión mixta como oyentes y, si es necesario, como asesoras y asesores.

5. Se convoca una asamblea donde las delegadas y delegados del alumnado explican al profesorado, familiares y comunidad el resultado de sus deliberaciones. También recogen las valoraciones de esos agentes, que devuelven a sus respectivas clases en presencia de la profesora o profesor tutor/a y de una representación de la comisión mixta.

6. El conjunto de la comunidad se convierte en seguidora de la aplicación de la norma y de su continua revisión. Ese seguimiento se realiza a través de la asamblea de representantes de aula y de la comisión mixta de convivencia.

7. El proceso se acompaña de autoformación en tertulias dialógicas. Una sesión del claustro como mínimo es destinada a debatir, previa lectura de un libro sobre prevención de violencia de género. También el alumnado y las familias hacen tertulias con materiales adecuados. En la asamblea de profesorado hemos leído y debatido «El amor en la sociedad del riesgo» de Jesús Gómez, y tratamos de aprovechar esta formación en nuestro trabajo con el alumnado y las familias.

Para que la norma consensuada sea efectiva deberá cumplir seis condiciones:

  1. Que pueda ser claramente acordada por todas las personas, de todas las mentalidades y edades.
  2. Que tenga relación directa con un tema clave para las vidas de las niñas y niños.
  3. Que haya apoyo verbal claro del conjunto de la sociedad.
  4. Que (hasta ahora) se incumpla reiteradamente.
  5. Que sea posible eliminarla.
  6. Que con su superación, la comunidad de un ejemplo para la sociedad.

Gracias a todas las personas que han intervenido en este proceso y han colaborado en que esto salga adelante. Han sido muchas: profesorado, familiares, educador@s, voluntariado y sobre todo a las niñas y niños del cole, que nos permiten ampliar la mirada y ver un poco más allá gracias a su punto de vista.

En conclusión

Este proceso de implantación del modelo dialógico de convivencia nos ha ayudado a seguir un camino claro, en el que las decisiones que afectan a la comunidad se toman entre todos. Seguimos avanzando en esta línea y aún nos quedan sueños por cumplir, pero entre todos vamos mejorando cada día. Este resumen de nuestro recorrido hasta ahora pone en perspectiva todo el esfuerzo realizado y nos anima a continuar. No queremos dejar de recomendaros una lectura clave: «La democracia deliberativa» de John Elster.