Agradecimiento Celéstica

A través de la Responsabilidad Social Coorporativa, Celéstica, colabora desde hace varios cursos con nuestro centro educativo de diferentes formas. Este año las clases de 4º y 6º de Primaria se han ido de excursión con unos acompañantes muy especiales.

La Clase de 4º al Saler

Desde hace algunos cursos contamos con la ayuda del voluntariado empresarial de Celestica la cual programa actividades para nuestro alumnado desde una perspectiva educativa.Este año hemos repetido la vista al paseo botánico del parque natural del Saler, donde nuestros alumnos y alumnas de 4ª de primaria han conocido de primera mano la flora endémica del parque natural más cercano de la capital.

Comenzamos el día dando buena cuenta de un par de cocas de llanta, una de azúcar y otra de chocolate, desde el equipo de profesores damos las gracias al fantástico cocinero y le invitamos a las próximas salidas.

Iniciamos el paseo donde voluntarias y alumnado se mezclaron para ir explicándoles la fauna del lugar y sus características más representativas.

Para concluir el paseo nos acercamos a la playa del Saler donde mayores y pequeños exhibieron sus cualidades a la hora de hacer saltar las piedras por encima del agua, ¡todo un reto para algunos!

Después de tanta actividad llegó nuestro merecido descanso bajo la pinada, al lado del lago artificial, pero no duró mucho, ya que, los juegos comenzaron y todos nos juntamos para realizar unos juegos cooperativos con ayuda del paracaídas.

Con todo esto nos despedimos hasta el próximo curso, esperando compartir más momentos y  nuevos lugares.

La Clase de 6º al Muvim

El alumnado de 6º disfrutó mucho en el museo y después jugando en el parque con los trabajadores de Celéstica que estuvieron muy pendientes e interactuaron mucho con ellos.

En las fotos se puede ver lo atentos que estaban junto a la maqueta de la Valencia medieval, relacionando con conocimientos adquiridos.

Los adultos se quedaron muy sorprendidos cuando al ser preguntados por la guía sobre si conocían a Napoleón, todos asintieron y uno dijo que a sus partidarios les llamaban bonapartistas, ya que lo habían trabajado en la tertulia literaria de “ El Conde de Montecristo”

Luego en el parque los chicos disfrutaron jugando al fútbol con varios trabajadores, las niñas charlaban muy a gusto con las mujeres y sobre todo con una que les contó que estaba embarazada, les hizo mucha ilusión y no paraban de preguntarle cosas. Los dos trabajadores que nos acompañaron en el transporte público pudieron comprobar por desgracia el racismo que manifiestan algunas personas, y les encantó relacionarse con estos niños y conocerlos mucho mejor, siendo sus vecinos.

¡¡¡Gracias CELESTICA!!!