Miradas que hablan

Nuestro alumnado de 4 años, sigue avanzando con su trabajo por proyectos de investigación, dotando de sentido al aprendizaje en el colegio.

La vida con ojos de niños, sorprenderse cada día, descubrir y apreciar las pequeñas cosas. Superar pequeños retos que nos hacen grandes. Convertir lo pequeño en algo grande y lo grande en algo asombroso.

Aprender desde la curiosidad, ver más allá de lo cotidiano, imaginar, manteniendo la ilusión de la niñez. Los niños y niñas vienen al colegio para aprender, pero también para enseñar porque son ellos los que nos recuerdan cómo mirar.

Porque ahora somos altos, hemos crecido, pero en el fondo continuamos siendo niños/as. La infancia nos hace el regalo de sentir y vivir la vida desde la inocencia, de disfrutar y celebrar cada logro.

Porque el día a día con la infancia implica observar, ver y mirar.

Rosa Montero Carbonell

Maestra de infantil en prácticas